Los empresarios, en desacuerdo con la inversión en los polígonos