Quemasem, el resto de polígonos y CECO se unen para exigir respuestas a sus demandas